Los 5 inventos más increíbles de Nikola Tesla

Nikola Tesla es, sin duda, uno de los genios más grandes e incomprendidos en toda la historia de la ciencia. Recientemente, su figura excéntrica ha logrado cierto reconocimiento de la cultura popular. Sin embargo, sus aportes aún no son tan conocidos para el gran público, permaneciendo lamentablemente a la sombra de otros como Thomas Alva Edison. A continuación, examinaremos cinco de los más grandes e inusuales inventos de este excéntrico científico de origen serbocroata.

La corriente alterna

El centro de la infame Guerra de la Corriente contra la corriente continua de Edison. Los matones contratados por este se empeñaron en demostrar ante el público los supuestos peligros que representaba la corriente alterna de Tesla, llegando a sacrificar un elefante electrocutándolo en público con este fin. Sin embargo, no lo lograron, llegando a imponerse hasta el día de hoy la modalidad desarrollada por Tesla, en la que la corriente circula por ciclos en los que varían la magnitud y el sentido.

La bobina de Tesla

La famosa bobina de Tesla, desarrollada y patentada por el inventor en 1891, es un transformador resonante que es capaz de producir altas tensiones. Este espectacular aparato, que en sus más grandes presentaciones es capaz de generar gigantescas chispas y rayos de electricidad, cuenta con variadas aplicaciones, entre las que se encuentra la transmisión de energía sin necesidad del uso de cables, con lo cual se logra la alimentación de lugares de difícil acceso. Es también usada en la fotografía, como fuente de alta tensión.

El control remoto

Es muy difícil hallar un hogar en el que no encontremos algún tipo de control remoto. Su cotidianidad nos impide imaginar el fascinante origen de este dispositivo: patentado por Tesla en 1898, las primeras demostraciones que hizo de él fueron en la Exhibición Eléctrica de Nueva York en el mismo año, controlando a distancia un modelo a escala de un barco, invitando a miembros de la audiencia a comprobar cómo el modelo estaba completamente separado del control, como si de un truco de magia se tratase.

Motor asíncrono

Este invento está íntimamente relacionado con el de la corriente alterna, ya que funciona con ella. Cuenta con el número de patente 381.968, registrada por Tesla y presentada por primera vez en el Instituto Americano de Ingenieros Eléctricos en el año de 1888. La particularidad de este motor eléctrico consiste en que el rotor y el campo magnético del estator giran a velocidades diferentes.

Luz de neón

Las lámparas de neón son otros de esos objetos comunes y corrientes que la mayoría de la gente no suele relacionar con Tesla. Pero lo cierto es que la lámpara de plasma, uno de los tipos de lámpara incandescente basados en un tubo de cristal al vacío en el que se encuentra suspendido un elemento conductor al que se le aplica una descarga de alto voltaje. La patente número 514.170, correspondiente a este invento, fue registrada por Tesla en 1894.

Como dijimos, el temperamento de Tesla calza perfectamente en el del genio incomprendido. Cierta condición mental, aparentemente relacionada con el trastorno obsesivo compulsivo, actuó como los cerrajeros sin olvidar la personalidad del popular científico, aislándolo tras puertas cerradas del mundo hacia el final de su vida. Pero estas invenciones definitivamente hablan del impacto que su genio ha tenido para la humanidad y de cómo la locura, en muchos casos, no excluye a la genialidad.